"Decidí que, de todos mis oficios terrestres, el violento oficio de escritor era el que más me convenía"
Rodolfo Walsh

martes, 20 de diciembre de 2011

Mi vida fuimos a volar

Invasión de Palomas en Buenos Aires. Se aconseja no transitar por calles ni veredas, no resguardarse bajo aires acondicionados ni estatuas, evitar permanecer debajo de un árbol. Cómo evitar la ornitosis, esa enfermedad que lo puede convertir en hombre-paloma.

Les temo a las palomas, pero debo aclarar que esto sucede hace pocos años. Desde que han perdido los códigos, la frontera hombre-animal se diluye vuelo a vuelo.
Hace años, de pequeña, disfrutaba alimentándolas en las plazas, me gustaba que se me acerquen y me rodeen, porque, a pesar de la desesperación que les provocaba el maní, eran cautelosas, difícilmente lo tocaban a uno. Tenían códigos.
Las palomas hoy nos acechan. Incluso las políticas de la Ciudad de Buenos Aires han levantado la vista hacia ellas. Proponen traer halcones para frenar esta plaga ruidosa y maloliente. Si bien ya sentimos intimidante la presencia de una paloma en la vereda, porque han decidido ya no correrse ante los pies del humano que viene, con estas noticias, uno las empieza a mirar cada vez peor. Sin ir más lejos, ayer creí ver una paloma embarazada. Por supuesto que un rato antes había visto en la tele una entrevista a un especialista en plagas, que avizoraba el principio de las pestes y casi el fin del mundo. Unos pocos segundos después recordé la figura oval, ¡cierto!
Pero el caso es serio. Quien tenga la posibilidad de pasar por Mitre y Gascón las puede ver colgadas de los cables, alistadas para la última batalla, en una actitud totalmente desafiante hacia el humano. Sonría, las palomas nos están mirando.
Eso fue en Almagro, pero las zonas de alto riesgo son Recoleta, Palermo, Retiro y Microcentro. Yo ahí ni me meto. Si en Almagro soy capaz de ver una paloma embarazada, de Recoleta me sacan patas pa’ adelante.
Además, existe la posibilidad de convertirse, prácticamente, en hombre-paloma. Ornitosis se llama esta enfermedad transmitida por el bicho inmundo. En breve, las claves para prevenir el mal.
Bien, halcones para combatir a las palomas. Las señoras de Recoleta duermen un poco más tranquilas, porque encima adhieren a eso que reza: La paloma torcaza es símbolo de amor, la paloma casera trae, en algunos casos, mala suerte, y una paloma atada de una pata ahuyenta los malos espíritus. En el amor ya no creen, mucho menos en los malos espíritus, pero ¡ay de la mala suerte!
“Temeroso es el halcón -escribe Hans Biederman en el «Diccionario de símbolos»- ante aves mayores que él; en cambio, acecha a los indefensos polluelos para robarlos. Así también los afeminados se acercan a tiernas y jóvenes criaturas y las seducen para viciosas costumbres”. ¡Oiga! Que las palomas al menos no son tan perversas.
Y agrega Biederman: “el halcón designa también el representante de una tendencia dura en la política (exterior) en oposición a la «paloma», convertida en el animal simbólico del movimiento en pro de la paz.”
¿Estamos en conocimiento de que reemplazaremos un animal de paz por uno, prácticamente como dice el autor citado, de GUERRA? Sin olvidar la perversión y las “viciosas costumbres” de las aves “afeminadas”.

Las palomas se volvieron desagradables, ya lo sabemos, pero en 40 años tendremos plaga de halcones, de allí a la destrucción mundial hay un paso. ¿Se preguntó que viene luego para combatir al halcón? No creo que bichos bolitas, más bien felinos de enormes dientes con capacidad de dar enormes saltos. Canguros, quizás. Funcionarios y palomas, os llamo a la reflexión. Si las palomas cedieran un poco en su feroz avanzada contra el humano, y el humano funcionario no sería tan idiota, podríamos vivir en un mundo más ameno. Después de todo, yo prefiero seguir alimentando palomas con maíz que leones con uno mismo.

4 comentarios:

Laura dijo...

Hay un cap de Los Simpsons que Bart mata un pájaro y estaba empollándo huevos, que resultaron ser lagartijas bolivianas y como se comían a los pájaron lo de la sociedad que miran aves (no me acuerdo el nombre específico) quieren matar a las lagartijas y después resulta que como se comen las palomas las dejan vivir y terminan preguntando y qué va a pasar cuando las lagartijas no invadan... Y bueno te dejo el video :D

http://www.youtube.com/watch?v=i2BhkEY7wq4&feature=related

(PD No le tengas miedo a las palomas che, son unos bichos re bobos, además le vas a transmitir el miedo a Lu)

Besos!

Algo Habré Dicho dijo...

Es ironía eh! qué es el miedo? ja!
De todas formas, no es tan bobo el bicho, no sólo porque se te viene al humo sino que es cierto que son transmisores de enfermedades jodidas, algo hay que hacer, pero tampoco traigamos remedios peores que la enfermedad.
Besos!

Javier dijo...

Sean o no plaga a mi me gustan las palomas , lo que me hace mal es ver alguna paloma muerta en el asfalto , pero las que estan en los cables me gustan para sacarles fotos

Algo Habré Dicho dijo...

coincido, prefiero ver palomas en los cables que halcones, pero en los cables! de paso les cuento que termino de escribir esta nota y veo en la ventana de este cuarto piso una paloma con cara de culo, acá no suelen aparecer y menos quedarse un rato en una ventana.. pero esta debe tener un sexto sentido muy fuerte porque vino a repudiar esta nota, pero che, de última las estoy protegiendo de los halcones galácticos!

saludos!

Quizás también le interese...

Related Posts with Thumbnails