"Decidí que, de todos mis oficios terrestres, el violento oficio de escritor era el que más me convenía"
Rodolfo Walsh

viernes, 12 de agosto de 2011

Spots Wars: La batalla continúa

Que cunda el pánico, pareciera ser la premisa de algunos spots de los candidatos a presidente, mientras otros se basan en la experiencia de gobierno, en una campaña donde a menos de un mes de las internas abiertas del 14 de agosto, se dispuso el límite de gastos.

Cuando las discrepancias políticas no podrían ser más hostiles, aparecen, casi agazapados, los spots. En campaña se está siempre, eso ya lo sabemos. Campaña es afirmar que alguien nos engaña en un luto prolongado, apelar a la parte más sensible del pueblo argentino en cada discurso o llevar lo familiar al ámbito público. Cada palabra te suma o te resta un seguidor.
Pero vamos a la campaña de raza pura, la que no se camufla en coyunturas. La de los spots.

Oficialismo

Las publicidades del oficialismo son mayoría, de momento hemos visto nueve que tratan los siguientes temas: matrimonio igualitario, juventud, Asignación Universal por Hijo, jubilación, entrega de netbooks, crecimiento del empleo, desarrollo de la ciencia, memoria verdad y justicia, Él (Néstor Kirchner). La base de cada spot es el “Fuerza Cristina”, nacido el 27 de octubre de 2010 acompañado del slogan la fuerza de un pueblo. Con este texto finalizan los spots, respaldados por imágenes donde la ovación es la protagonista. Incluso en el subtitulado aparecía “(aplausos y ovación)”, aunque esta aclaración fue eliminada hace pocos días. La voz en off que se escucha son diferentes discursos públicos de Cristina.
La gran ventaja de los spots oficialistas es la gestión. No hay promesas, hay, más allá de la vigorosidad de las medidas, políticas aplicadas.
Algo que no pasa desapercibido es el abrazo de Nora Cortiñas, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, con la Presidenta Cristina. Resulta, cuanto menos, llamativo. Nora no es de las primeras invitadas a cuánta inauguración u acto oficial haya, sin embargo, es ella quien aparece en el spot titulado “La fuerza de la verdad”, en alusión a la lucha por los derechos humanos violados en dictadura y los consecuentes juicios a los represores. Le pregunto a Norita y fiel a su estilo relajado se ríe y me dice que a ella no le consultaron, que hubiera sido lindo si al menos, le avisaban.

La gran diferencia con los spots de la campaña presidencial de 2007, es la fuerte presencia de la candidata, protagonista máxima de cada publicidad. En los spots del 2007, veíamos “Dolores Argentina: la nena que nació el día que todos queríamos morir”, que contaba la historia de una nena que nació en 2001, y que a pesar del momento convulsionado, creció alegre y sana. Otra de la misma campaña es la de Miguel Paulino Moreno, “el abuelo de todos los argentinos”, que –con la emotiva música de Gustavo Santaolalla de fondo- invita a participar de la elección, revalorizando la democracia, porque “poder elegir es lo más maravilloso que te puede pasar” cuenta el abuelo de casi 100 años. En ninguno aparecía la candidata, Cristina Fernández. Otro spot se refiere al crecimiento del empleo, y al final sí se puede ver a la candidata Cristina abrazada a su candidato para vicepresidente, Julio Cobos, bajo el lema “Sabemos lo que falta, sabemos cómo hacerlo”.
En 2007 las publicidades apelaban a lo emocional y a la “salida del infierno”, frase conocida por la mención del ex presidente Néstor Kirchner en varios de sus discursos. Hoy, con las discrepancias más hostiles que en 2007, el Frente para la Victoria apela a la pasión y a la excitación de un pueblo que mostró su enorme apoyo tras la muerte de Kirchner.
Pero todos han subido la apuesta.

Oposición

Días atrás salió un spot del candidato Ricardo Alfonsín, titulado “Ayuda”, que sorprendió a más de uno. Supuestamente “Basado en hechos reales”. Hay una pareja cenando, de repente, desde afuera se escuchan gritos de auxilio. El hombre amaga a salir para socorrer a la persona que pide ayuda, pero su mujer lo detiene, argumentando que podría ser una trampa, que les van a robar a ellos. “Algo hay que hacer!” le grita el marido, y ella responde “no hay que hacer nada!”. Finalmente, nadie hace nada. Se lee un “hasta la posibilidad de ser una buena persona nos robaron, nos robaron todo”, y emerge, caminando por una pradera digna de la serie Heidi, Ricardo Alfonsín, invitándonos a un país sin miedo, sin robos. En eso consisten los spots de una parte de la oposición. Otro titulado “Cartera” también hace alusión a la inseguridad.
Contraponer al actual ministro de Economía y candidato a vicepresidente por el FpV, Amado Boudou, con testimonios de lagente es el tema de otro spot -”Inflación”- de Alfonsín. Comienza con Boudou diciendo que hablar de inflación “es una burrada”; luego intervienen diferentes actores sociales, que van del cartonero al ama de casa, del almacenero al cadete. Interpelan al televidente con la afirmación: “que me pregunten a mí”.
Inflación, inseguridad, comparación con otros países, son lugares comunes que seducen. Al menos eso demuestra las publicidades opositoras.

Francisco de Narváez, ya sin la soga que en la campaña de 2009 le tiró Marcelo Tinelli, se muestra junto a Ricardito en otro spot de Unión para el Desarrollo Social (Udeso), la alianza que han formado de cara a las próximas elecciones. Siempre la pradera, siempre contando las maravillas que podrían hacer. Hay uno que llama la atención. Es el que aparece una chica hablándole a la cámara, con un discurso dirigido a un novio al que está abandonando. “Dijiste que me ibas a cuidar, y no lo hiciste, yo no puedo creer más en vos”, le dice. La cámara se aleja y aparece un cartel de Daniel Scioli. Descubrimos, de repente, que el interlocutor era el Gobernador bonaerense. La chica se pone una campera roja, color que identifica a Udeso, y se va. Del otro lado del cartel de Scioli, aparece De Narváez. No agrega nada, no hace falta. Allí quién habló fue el televidente. Él, el candidato a Gobernador por Udeso, emerge como alternativa al cambio. Pareciera la respuesta al lema de campaña del ex motonauta, “yo creo en vos”, que aparece en cada uno de sus spots. “Votá por vos, sigamos creciendo”, nos dice Scioli en las tres publicidades que lanzó hasta el momento. En realidad, tres son los candidatos que creen en vos: Luis Juez, Alfonsín y De Narváez, y Daniel Scioli, comparten el lema.

Llama la atención el spot de la candidata por la Coalición Cívica, Lilita Carrió. Llama la atención por lo parecido con los de Cristina Fernández. Se ve a la candidata pronunciando discursos, gente agitando banderas argentinas. La diferencia es que la voz en off es un locutor relatando que “el momento es ahora, vamos a las urnas, y si vos querés, vamos por una argentina mejor”, y que aparece el candidato a vicepresidente, Adrián Pérez. En realidad, la diferencia es que es Lilita.
En esta campaña hay spots novedosos, que sobresalen por sobre otros, y están los clásicos de siempre.
Duhalde y Das Neves “tienen con qué”. Lo que no sabemos es qué tiene y para qué lo tienen. Pero ese es su lema. Los spots del Frente Popular, Duhalde más Das Neves, hablan de un país en serio, de terminar con el hambre y la pobreza, “Argentina va a estar mucho mejor, vos sabés que Duhalde puede”. Los mensajes son construidos claramente basados en su rol de opositores: “En contra de”.

Proyecto Sur y el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) son quienes menos cantidad han lanzado, hasta el momento.
En uno de los spots de Proyecto Sur hablan el diputado nacional Pino Solanas, y la diputada nacional y candidata a Presidenta Alcira Argumedo. En otro, Solanas y Argumedo encabezando un grupo de personas que viene a proponer “recuperar lo nuestro para ganar el futuro”. Simple, sin extras ni acciones dramáticas. Aunque en el último que lanzaron, con un estilo parecido a los spot del publicista del Frente para la Victoria, Braga Menéndez, se apela a la fuerza de la juventud, y la puesta en escena es superior a los anteriores. Ferrocarril, minería, recursos naturales están presentes en este último spot.
La campaña del Frente de Izquierda es conseguir los votos suficientes –400.000- en la internas abiertas del 14 de agosto, para poder participar en las elecciones de octubre. En sus spots los maestros, los jubilados, los obreros, la familia, se preguntan quién responderá por ellos y sus intereses en estas elecciones, y Altamira responde: Nosotros, la izquierda. Pero antes, debe votarlos el 14 de agosto, “para que no los silencien”.
Así como algunos subieron la apuesta y el tono de los spots, algunos lo han bajado.
Rodríguez Saá, con un largo gobierno en San Luis, recurre a la gestión; “en San Luis todos tenemos Internet, ¿no me creés? Vení a verlo, eso quiero hacer en toda la Argentina”, firma: “El Alberto”. Pero en la campaña de 2007 sus spots eran un canto contra el kirchnerismo, que afirmaba: “mienten descaradamente”.
Binner también apela a su gestión en la provincia de Santa Fe, proyectada a nivel nacional. Nada que sobresalga por sobre el resto de las publicidades.

Presupuestos

Todos los candidatos han tenido, hasta el 19 de julio pasado, libertad de gastos para invertir en su campaña. Esto se debió a que el presupuesto 2011 no fue aprobado y el monto estimado para gastos de campaña quedaba sujeto al establecimiento del presupuesto, según la Ley de Reforma Política aprobada en diciembre de 2009.
El martes 19 de julio y después de varios cruces en el Congreso para tratar este tema, la Justicia Nacional Electoral aprobó un límite que establece un máximo de 43.893.806 pesos para gastar en la campaña para las internas abiertas del próximo domingo, y 87.787.611 para las generales de octubre.

Quizás también le interese...

Related Posts with Thumbnails