"Decidí que, de todos mis oficios terrestres, el violento oficio de escritor era el que más me convenía"
Rodolfo Walsh

sábado, 6 de agosto de 2011

Blaquier y la desigualdad divina

El tipo lo cita a Mariano Grondona para hablar de Perón, creen que el tercer Perón fue el mejor gobernante (al que el Brujo, López Rega, le soplaba los discursos). Básicamente el Perón más gorila que conocimos.

Pero el viejo, garcoazucaradopoeta, también escribe cosas como estas:

"Se ha incrementado la venta/del cerdo vivo o carneado/después de haber escuchado/a Cristina presidenta./Las propiedades del cerdo/eran para mí un enigma,/desde hoy son un paradigma/y la vaca es un recuerdo./Y por potenciar la cosa/como cerdo a toda hora/y gracias a la Señora/hoy tengo novia mimosa./Por eso soy cristinista/y nada me hará cambiar/soy cristinista a rabiar/y un convencido activista"

¿Qué hacemo? El empresario represor declarándose de nuestro lado, qué hacemo?! el que desapareció cuántos compañeros en Jujuy, qué está pasando?


Y también envía este tipo de cartas a La Nación:


La envidia igualitaria

Señor Director:

"La propia naturaleza ha puesto en los hombres muchísimas y muy grandes desigualdades. No es igual su salud, ni su inteligencia, ni su voluntad, ni su talento para las diversas funciones, y de esta inevitable desigualdad deriva como consecuencia la desigualdad de las situaciones en la vida. Además, los hombres mejor dotados han sido siempre minoría. De todo lo cual resulta que son muchos menos los que están en los sectores más altos de la escala que los que se encuentran más abajo.

"Pretender eliminar estas desigualdades es ir contra el orden natural de las cosas y desalentaría a los más aptos para realizar la labor creadora del progreso a la que están llamados. ¿Qué aliciente tendrían en manifestar sus talentos si recibieran el mismo trato y los mismos beneficios que los menos dotados? De ahí el rotundo fracaso del socialismo colectivista (comunismo), muy a pesar de las buenas intenciones que algunos le puedan atribuir.

"Por supuesto que es un deber moral el tratar de atenuar la situación de los más desamparados, pero nunca al precio de anular el aliciente creativo de los más capaces so pretexto de establecer la igualdad entre desiguales.

"Por otra parte, la desigualdad también existió y existe en el comunismo. Se dice que a cada cual se le retribuye según sus méritos, pero, ¿quién es el que juzga los méritos de cada uno? Obviamente es el Estado todopoderoso, pero hay que ser muy ingenuo para ignorar que el Estado no premia a los mejores sino a sus amigos y correligionarios. En la economía de mercado, por el contrario, son los consumidores los que deciden el trato que deben recibir quienes les ofrecen sus bienes y servicios. Los que son capaces de ofrecerle lo mejor, son los que mejor retribución reciben.

"Se podrá pensar que los consumidores no siempre eligen lo mejor, pero, ¿quién tiene derecho de sustituir su voluntad? El ciudadano tampoco vota siempre lo mejor, pero esto no nos autoriza para sustituir su voluntad política.

"El que el consumidor o el votante elijan mal es un problema de valores culturales, y por eso los países subdesarrollados viven equivocándose. La solución no está en sustituir la voluntad del pueblo por otra que más nos guste, sino en educarlo para que esté en condiciones de elegir mejor.

"Es comprensible -no justificable- que por las características de la naturaleza humana los menos dotados se consideren injustamente tratados e intenten sustituir a los mejor dotados. Esto es lo que con toda razón se ha llamado "la envidia igualitaria".

"Conozco demasiados argentinos que se han destacado en el exterior. Saben que si se hubiesen quedado en el país no habrían tenido la oportunidad de manifestarse como hombres excepcionales y estarían ubicados en la extensa franja de los mediocres. Hace pocos días Domingo Cavallo dijo que nuestro presidente de la Nación será el Sarmiento del siglo XXI. ¡Ojalá que tenga razón! Sarmiento trajo grandes maestros al país y creó las estructuras básicas de un muy buen sistema de enseñanza. Varias décadas después hicimos las cosas al revés. Hoy los resultados culturales y educativos de este cambio de rumbo están a la vista."

Carlos Pedro Blaquier
Abogado
Presidente de Ledesma SAAI
Corrientes 415, Capital

enero '01


Pretender eliminar estas desigualdades es ir contra el orden natural de las cosas, o sea, la igualdad está en el fondo a la derecha. En el salón, los mejores. La desigualdad divina, intocable.
Yo me pregunto qué tan grande es el número de personas que razonan de esta manera. Pareciera un pensamiento lejano y minoritario, pero no, quizás con menor gravedad en el tono de las afirmaciones, cualquier hijo de vecino te dice algo parecido a Blaquier.

Que el tipo este se declare cristinista, ¿habla bien o mal? ¿habla de la capacidad de gobernar y ser apreciada por múltiples sectores? ¿del empresario aggiornado, con el único objetivo de sobrevivir en su riqueza, a las diferentes épocas? Hay una montonera en el Gobierno, una peronista, estuvo el esposo montonero perseguido en los añorados '70, eran compañeros de aquellos que desaparecieron bajo mi mando, cuando hasta el intendente del Ingenio entró en la bolada, ese era mi poder, ese es mi poder, el mismo que ahora se baja a 4 así como así, porque a mi no me sacan ni un centímetro de tierra, ese cerebro se declara cristinista. Y así como se investigó la obtención recontra manchada de sangre de Papel Prensa, yo no espero menos que se investigue la empresa recontra manchada de sangre, Ledesma, que se chupó a treinta personas en la dictadura, que secuestró y torturó a más de 400, y que hoy, julio de 2011, envía fuerzas privadas para arremeter contra los más pobres, los mata, y nadie hace nada, quedan impunes, respirando su aire impune, en el yate millonario.



-Gracias a LauraGalletita por darme a conocer esta carta.



2 comentarios:

LauraGalletita dijo...

Es repulsivo el hijo de puta!
Rescato que quede en evidencia lo que a muchos les averguenza confezar, pero me resulta tan increíble por inhumano, que alguien piense de este modo que no salgo de mi asombro... Uno podría "entender" que hable así un taxista, un pelotudo cualquiera, pero que hable así alguien premiado, alguien instruido... Que asco!

Abrazo!

Algo Habré Dicho dijo...

Respuesta tardía:

Si Lau, sea el tachero, el médico, el come libros, o el cualquieraquehableasí es repulsivo y repudiable.

Besos!

Quizás también le interese...

Related Posts with Thumbnails